B O T O X® 

Es una sustancia muy utilizada en la actualidad, que tiene como objetivo disminuir la actividad muscular de manera bien localizada, sin crear un déficit motor, con la finalidad de atenuar o hacer desaparecer arrugas y surcos preexistentes en el plano cutáneo. Por esto es usado en frente, entrecejo, periocular, labios y también en cuello.

Me gusta mucho usar esta sustancia ya que por intermedio de una simple aplicación, se "congela la zona" (o sea no va a mover la zona infiltrada) y luego se puede trabajar sobre las arrugas ya instaladas (mediante peelings o relleno).

Los resultados obtenidos con esta sustancia son realmente excelentes, y se pueden observar entre los 5 a 7 días de aplicado.

La magia de la toxina

La toxina botulinica (BOTOX® o Dysport) se ha constituido en unos de los tratamientos más utilizados en la práctica de la Medicina Estética.

Su uso para arrugas ha brindado a los pacientes un beneficio realmente espectacular. Además, la fácil aplicación y la falta de efectos indeseables (siempre que sea realizada por profesionales especialistas), facilitan la elección de esta terapia anti-arrugas.

Actualmente se esta aplicando en zona de nariz, ángulo de la boca, labios y cuello.También se la utiliza para la Hiperhidrosis (aumento de la sudoración), con eficacia y seguridad.

El manejo de las arrugas faciales ha cambiado desde el uso de esta toxina. Las inyecciones de toxina botulinica revolucionaron el acercamiento cosmético para el rejuvenecimiento del rostro envejecido.

Muchas de las complicaciones asociadas con su uso estético son reducidas y anecdóticas. No hay efectos adversos a largo plazo o peligros para la salud relacionada con el uso de toxina botulinica para ninguna indicación estética.